Con fecha 16 de junio de 2014 se publicó en el Boletín Oficial la ley 26939 que aprueba el Digesto Jurídico Argentino, consolidado al 31 de marzo de 2013
             A partir de la publicación en el Boletín Oficial y durante un período de ciento ochenta días corridos, la Comisión Bicameral creada por la misma ley  deberá  dar a conocer el contenido del Digesto y recibir  las consultas y observaciones  que pudieran efectuarse; transcurrido  ese período y resueltas las observaciones,  se dispondrá la publicación en el Boletín Oficial de la versión definitiva.
            Esa ley reconoce como antecedente  la ley 24967 sancionada en el año 1998 por la cual se aprobaron los principios y el  procedimiento para contar con un régimen de consolidación de las leyes nacionales generales vigentes y su reglamentación, a través de la elaboración y aprobación del Digesto Jurídico Argentino. 
            Es evidente la importancia que tiene el Digesto legislativo; es suficiente para ello recordar  que, según señaló  Poder Ejecutivo al enviar el Proyecto  al Congreso de la Nación,  de un total de 32.207 normas que fueron revisadas sólo se consideraron vigentes 3.134, es decir menos del 10%.

            Ahora es necesario que dentro de  los ciento ochenta días previstos para su sanción definitiva los especialistas en cada una de las ramas del Derecho hagan las observaciones pertinentes para que la labor logre su objetivo,  que no es otro que el conocimiento de las normas vigentes por parte de la ciudadanía sin necesidad de hurgar entre un cúmulo de disposiciones que por una u otra razón dejaron de ser aplicables.                        
Roland Arazi